Blog

Curso de Coordinador de Grupo (MM Wing Chun)

Curso intensivo de Wing Chun pensado para preparar a personas interesadas en crear y dirigir grupos de entrenamiento según nuestra escuela. Con este curso podrás tener las bases mínimas para empezar a enseñar a un grupo de entrenamiento. 

Wing Chun Granollers

En MM Wing Chun diferenciamos entre grupos de entrenamiento y escuelas. Las escuelas están dirigidas por instructores (practicantes a partir de nuestro sexto nivel de formación, lo que vienen a ser unos 5 o 6 años de entrenamiento). Los grupos de entrenamiento están dirigidos por practicantes de menor experiencia que viven en una localidad donde no tenemos escuela, no pueden asistir a nuestras clases regulares, y quieren crear un grupo de gente interesada también en entrenar y aprender nuestro Wing Chun. 

  • Duración del curso: 36 horas
  • Fechas: del 20 al 25 de agosto
  • Horario: de 10h a 13h de 15h a 18h
  • Lugar: MM Wing Chun Granollers (c/Font del Cargol nº14 la Roca del Vallès) 
  • Precio: 150 euros
  • Plazas limitadas: 6 personas máximo
  • Temario: forma Siu Lim Tao, principales técnicas del sistema (puño recto, patada recta, desplazamientos, combinaciones), principales aplicaciones de combate (defensa contra puño recto y circular, contra patada baja y media), fundamentos del chi sao o brazos pegajosos (ejercicio de sensibilidad) y documentación y orientación para transmitir el sistema y organizar clases. 
  • Certificado de asistencia y acreditación.
  • Después del curso la formación deberá continuar siguiendo el formato online o semipresencial.
  • Más información e inscripciones: 685169804 info@mmwingchun.com

 

Cómo conseguir un K.O. (golpear fuerte, rápido y correctamente)

El k.o., knockout, es decir la pérdida de consciencia o al menos de las facultades que permitirían a un adversario continuar luchando, se producen siempre como resultado de un traumatismo en un órgano. Bien sea por una conmoción cerebral, o por el daño recibido en una víscera (bazo, hígado), otro órgano (diafragama), articulación (rótula) o músculo (cuádriceps) para conseguir derrotar al adversario necesitamos siempre producirle tal traumatismo.

_MG_8100

Para lograr producir tal lesión en el adversario necesitamos dos cosas: golpearle con la suficiente fuerza y con la suficiente profundidad o recorrido para producir el traumatismo (en el caso del craneoencefálico que el cerebro se vea aplastado momentáneamente en el interior de la cabeza).

Veamos primero pues como lograr un golpe fuerte. La fuerza es igual a la masa por la aceleración, por lo tanto vemos que para conseguir un golpe eficaz tenemos tres maneras de conseguirlo: aumentar la masa, aumentar la aceleración o bien aumentar ambos factores.

Para aumentar la masa podemos por un lado aumentar nuestra masa corporal ganando kilos de peso, evidentemente mejor ganarlos en musculatura puesto que el músculo (sobretodo entrenado de la forma como veremos a continuación) va a permitir aumentar también nuestra velocidad, o bien por el otro implicar al máximo la masa de la que ya disponemos en nuestro golpe. Para ello, y hablando de un golpe de puño, siempre va a haber más masa involucrada cuanto más partes de nuestro cuerpo usemos. Si lanzamos el puño sólo como una extensión de codo, en vez de involucrar también a la articulación del hombro y al desplazamiento de nuestro centro de gravedad mediante un paso, la masa con la que vamos a golpear al adversario va a ser mucho menor. Por lo tanto hacer actuar todo nuestro peso detrás del golpe va a aumentar la fuerza de nuestro golpe.

Para aumentar la velocidad de nuestro golpe tenemos tres opciones: aprender a relajar la musculatura antagonista (es decir la contraria al movimiento que queremos realizar), aumentar la fuerza explosiva o potencia de los músculos que van a realizar el movimiento del golpe, o bien ambas cosas.

Gran parte del entrenamiento técnico del Wing Chun se centra en enseñarnos a estar lo más relajados posibles en el momento de realizar la técnica: cuando lanzamos el puño mantener relajado el bíceps y la musculatura del antebrazo de manera que el tríceps, el pectoral y el deltoides que son los músculos implicados en el golpe no encuentren una resistencia que vencer. Es decir, que no pase como si “aceleramos el coche con el freno de mano medio puesto”. Esto lo conseguimos mediante el entrenamiento de Siu Nim Tao, del chi sao y en general durante todo el entrenamiento (lanzamiento de puños incluido) en el que enfatizamos la tensión solamente en el momento del impacto.

El entrenamiento de la fuerza explosiva de nuestros músculos requiere practicar con pesos o resistencias externas, medias o bajas, realizando movimientos rápidos. Otra posibilidad es realizar ejercicios pliométricos (por ejemplo flexiones -inclinadas si es necesarias- explosivas que nos levanten del suelo). En este sentido el entrenamiento clásico de Wing Chun apenas cubre esta área: golpear el saco de pared dudo que tenga efectos pues nos encontramos con una resistencia fija que bloqua nuestro movimiento y lo convierte en un esfuerzo isométrico. En cambio golpear manoplas o focus, o saco pesado sí puede ayudarnos. Ciertamente solamente encontraremos resistencia al final del movimiento y diría que no puede sustituir totalmente el entrenamiento de fuerza explosiva o pliométrica de la que he hablado, pero sí puede complementarlo y en todo caso siempre sería mejor eso que trabajar solo en el aire (o trabajar puños con un peso en las manos o muñecas que bajo mi punto de vista ayuda poco o nada en ganar potencia en nuestros puños puesto que la fuerza es hacia abajo y no una resistencia contraria al movimiento como la que nos ofrece el saco o los focus). Es interesante añadir aquí que varios estudios apuntan a que se obtiene mejores resultados combinando el trabajo de fuerza máxima o pura (pesos muy elevados con ejecución lenta) con el trabajo de fuerza explosiva.

Al principio hemos dicho que para conseguir el traumatismo que provoque el k.o. necesitamos dos cosas: un golpe potente (ya hemos visto cómo lograrlo) y suficiente recorrido de este golpe en el interior del cuerpo del adversario como para provocar la sacudida. Es por eso que para conseguir el k.o. necesitamos estar a una distancia correcta del adversario (ni tan lejos como para que por muy fuerte que sea el golpe sea solamente superficial, ni tan cerca como para que la musculatura no haya podido acelerar nuestra masa): para eso necesitaremos trabajar la acción-reacción y la movilidad.

Por último mencionar que para que el golpe sea eficaz y eficiente (que toda la masa esté involucrada, que todos los músculos se aceleren en el mismo vector de movimiento, que la absorción del retroceso del impacto sea buena…) deberemos ejecutarlo correctamente desde un punto de vista técnico: también con una buena alineación de la estructura esquelética.

Vídeo promocional MM Wing Chun 2017

Empezamos la temporada de Wing Chun del curso 2017-2018 con un nuevo vídeo de presentación de nuestra escuela, en el que se puede apreciar un poco todo el entrenamiento que realizamos en nuestra escuela de MM Wing Chun Granollers. 

Trabajo de formas, técnicas de golpeo, aplicaciones defensivas, chi sao y combate. Esperamos que os guste y os animéis a entrenar y aprender este sofisticado arte marcial. 

The Importance of combat training in Wing Chun Kuen

The truth is that many would end this title with a “is irrelevant.” From my point of view, including combat practices in Wing Chun training is very interesting and essential if we want what we are practicing to be effective.
Let’s look at some of the arguments against its practice:
– The duel combat type is unreal since in a real situation of personal defense it develops in a very different way as it does in a ring.
Although I do not deny that it is true that sparring is not entirely realistic, it must be admitted that chi sao is not at all and yet it is a cornerstone in Wing Chun. So that the combat is not 100% realistic does not mean that it can not be useful.
-In traditional training there is no combat practice.
This is not true as Wing Chun practitioners sought other styles fighters to challenge. The problem is that today if the combat is not practiced in the classroom many students can spend months and years without the opportunity to practice it.
-The practice of chi sao and the training of techniques is enough.
In front of an adversary who does not occupy the center line, for example, the chi sao loses much of its usefulness. And in front of an opponent who will defend and counterattack, the programmed training of the technique is not enough.

For these reasons, I do not think the argument is that the combat should not be part of Wing Chun training. Its benefits are multiple, because although a duel is not exactly the same as a real situation the truth is that in it we can receive the attack from a long distance, in a lateral position, while walking etc. Situations that occur during combat. So, knowing your limits, incorporating its practice will be useful.

wing chun

Of course, we must know how to train combat to be consistent with our system. Although the following is nothing more than a personal proposition, it may be of interest to many practitioners. The first thing to keep in mind is that the approach to combat must be progressive. In my school after a month of practice, the first step is to respond from a static guard to an attack of any kind and random. At three months we incorporated the combinations of two attacks. At four or five months we maintain the static waiting and stimulation of our partner’s combinations but now waiting without guard. Unguarded response training is important as far as the personal defense perspective is concerned. Obviously in a situation of danger we must always keep the distance and hands up but sometimes there is no warning prior to the aggression. Although in these cases responding becomes difficult, training in this way improves our chances of success. Simultaneously, this is after four or five months, we properly incorporate combat or sparring. In this case one of the two practitioners will use his Wing Chun while the partner will use any type of technique, whether or not of our style. In fact we emphasize the use of the circular line since in other styles it is usually used as much or more than the straight line. During the sparring it is also interesting that the partner tries to fight from a distance greater than the one we want in Wing Chun and to change the position with respect to us so that we are forced to work the mobility. It is also important not to be collaborative with us (we are talking about combat) but also not to exceed if it is technically superior so that we can progressively improve.
In my school when the student is at chum kiu level we modified the first exercise a bit and added a third type. The first exercise continues to work the same, being without guard, but at a somewhat shorter distance (in which we reach one shoulder advancing) and instead of launching two attacks the partner will launch a series of continuous attacks until we “solve” the situation.
The exercise we add consists of the Wing Chun duel against Wing Chun. This is the type of combat that is usually seen in all styles, but in our case is not a priority because certainly the goal of combat in the kwoon is not the combat itself but the acquisition of skills for self defense. Therefore, if we centered the combat in the duel in which both use their Wing Chun we would leave aside many techniques that we will find ourselves in front of any other type of aggressor. However, this second type of sparring is interesting and adds a new dimension, that of ego and pride. Here both the practitioners are actually facing and contrasting their abilities, whereas when one does free sparring for the other this is not so. Learning to control anger or vice versa, being able to generate aggressiveness, are key points for the good fighter.

Finally, let’s look at some important tips as to what we should not do when we fight with our Wing Chun:
-Avoid initiating the attack when we are not at a suitable distance, that means that on many occasions we will fight the counterattack. Although it is equally important not to miss the opportunity to attack.
-Avoid entering the game of long distance, ie avoid entering and exiting again automatically outside the striking distance. In Wing Chun we look for and wait for the moment to enter our distance, of which we do not want to leave again. Although it is equally important to recognize the moment when we need to do it to recover a correct position.
– Stay relaxed, monitor excessive body tension due to emotional pressure. Do not think about what you are going to do but respond to the opportunities that arise.

Combat, beating the hit, soft, medium or full contact has important benefits for the improvement of our Wing Chun. I hope in this article to have cleared doubts that some practitioners may have about it and have indicated a possible path to incorporate an effective combat practice.

[give_form id=”467″]

La importancia de la práctica del combate en el Wing Chun Kuen

Lo cierto es que muchos acabarían este título con un “es irrelevante”. Bajo mi punto de vista, incluir prácticas de combate en el entrenamiento de Wing Chun es muy interesante e imprescindible si queremos que lo que estamos practicando sea eficaz.

Veamos algunos de los argumentos que se dan en contra de su práctica:

El combate tipo duelo es irreal puesto que en una situación de defensa personal ésta se desarrolla de forma muy distinta a como lo hace en un ring.

Aunque no niego que sea cierto que el duelo no es del todo realista hay que admitir que el chi sao no lo es para nada y aún así es piedra angular en el Wing Chun. Por tanto que el combate no sea 100% realista no significa que no pueda ser útil.

-En la enseñanza tradicional no se entrenaba combate.

Esto no es cierto pues los practicantes de Wing Chun buscaban luchadores de otros estilos para realizar retos. El problema está en que hoy día si no se practica el combate en la clase muchos alumnos pueden pasar meses y años sin la oportunidad de practicarlo.

La práctica del chi sao y el entrenamiento de las técnicas es suficiente.

Ante un adversario que no ocupa la línea central por ejemplo el chi sao pierde gran parte de su utilidad. Y ante un adversario que va a defenderse y contraatacar, el entrenamiento programado de la técnica no es suficiente.

Por estos motivos creo que no se sostiene el argumento de que el combate no deba formar parte del entrenamiento del Wing Chun. Sus beneficios son múltiples, pues aunque un duelo no es exactamente igual que una situación real lo cierto es que en ésta podemos recibir el ataque desde una distancia larga, en un posición lateral, con el paso cambiado etc. Situaciones que se dan durante el combate. Así pues, sabiendo cuales son sus límites, incorporar su práctica nos va a resultar útil.

wing chun

Eso sí, debemos saber cómo entrenar el combate para que sea coherente con nuestro sistema. Aunque lo que sigue a continuación no es sino una propuesta personal, puede resultar interesante para muchos practicantes. Lo primero es tener en cuenta que la aproximación al combate debe ser progresiva. En mi escuela tras un mes de práctica, el primer paso consiste en responder desde una guardia estática a un ataque de cualquier tipo y aleatorio. A los tres meses incorporamos las combinaciones de dos ataques. A los cuatro o cinco meses mantenemos la espera estática y el estimulo de combinaciones de nuestro compañero pero ahora esperando sin guardia. El entrenamiento de respuesta sin guardia es importante en cuanto a la perspectiva de la defensa personal. Evidentemente ante una situación de peligro siempre debemos mantener la distancia y las manos arriba pero en ocasiones no hay aviso previo a la agresión. Aunque en estos casos responder se vuelve difícil, entrenar de esta manera mejora nuestras posibilidades de éxito. Simultáneamente, esto es a los cuatro o cinco meses, incorporamos propiamente el combate o sparring. En este caso uno de los dos practicantes va a utilizar su Wing Chun mientras que el compañero va a utilizar cualquier tipo de técnica, sea o no sea de nuestro estilo. De hecho enfatizamos el uso de la línea circular puesto que en otros estilos suele usarse tanto o más que la línea recta. Durante el sparring es interesante también que el compañero intente luchar desde una distancia mayor a la que queremos en Wing Chun y que cambie la posición respecto a nosotros de manera que nos veamos obligados a trabajar la movilidad. También es importante que no sea colaborativo con nosotros (estamos hablando de combate) pero que tampoco se exceda si es superior técnicamente de manera que podamos ir mejorando progresivamente.

En mi escuela cuando el alumno está en nivel de chum kiu modificamos un poco el primer ejercicio y añadimos un tercer tipo. El primer ejercicio se sigue trabajando igual, estando sin guardia, pero a una distancia algo menor (en la que nos alcancen avanzando un hombro) y en vez de lanzar dos ataques el compañero nos lanzará una serie de ataques continuos hasta que “resolvamos” la situación.

El ejercicio que añadimos consiste en el duelo de Wing Chun contra Wing Chun. Este es el tipo de combate que suele verse en todos los estilos, pero en nuestro caso no es prioritario pues ciertamente el objetivo del combate en el kwoon no es el combate en sí mismo sino la adquisición de aptitudes para la defensa personal. Por ello, si centráramos el combate en el duelo en el que ambos trabajan su Wing Chun dejaríamos de lado muchas técnicas que vamos a encontrarnos ante cualquier otro tipo de agresor. Sin embargo, este segundo tipo de duelo es interesante y añade una dimensión nueva, la del ego y el orgullo. Pues aquí realmente ambos practicantes se están enfrentando y contrastando sus habilidades, mientras que cuando uno hace de sparring libre para el otro esto no es así. Aprender a controlar la ira o bien al revés, ser capaz de generar agresividad, son puntos claves para el buen luchador.

Por último veamos algunos consejos importantes, en cuanto a lo que no debemos hacer cuando combatimos con nuestro Wing Chun:

-Evitar iniciar el ataque cuando no estamos a una distancia adecuada, eso significa que en muchas ocasiones lucharemos al contraataque. Aunque es igual de importante no dejar pasar la oportunidad de atacar.

-Evitar entrar en el juego de la distancia larga, es decir evitar entrar y salir de nuevo automáticamente fuera de la distancia de golpeo. En Wing Chun buscamos y esperamos el momento de entrar a nuestra distancia, de la cual no queremos volver a salir. Aunque es igual de importante reconocer el momento en el que necesitamos hacerlo para recuperar una correcta posición.

-Mantenerse relajados, vigilar la tensión excesiva del cuerpo debida a presión emocional. No pensar en lo que vamos a hacer sino responder a las oportunidades que se presentan.

El combate, sea marcando el golpe, a contacto suave, medio o pleno tiene importantes beneficios para la mejora de nuestro Wing Chun. Espero en este artículo haber despejado dudas que algunos practicantes puedan tener al respecto y haber indicado un posible camino para incorporar una practica eficaz del combate.

[give_form id=”470″]

Sifu, or the invisible commitment

The term sifu, which is traditionally referred to as the teacher or kungfu teacher, can be roughly translated as “father of practice”. Likewise, all the terminology used to refer to the classmates, students, teacher of the teacher himself, derives from that used to designate the members of the family. As we have already seen, Confucianism articulates the social environment in which Wing Chun is learned and practiced, and for Confucianism, the family is the nucleus and model from which all other social relations are built in traditional Chinese society .

These relations, according to Confucianism, revolve around the orders of hierarchy and the duty of obedience to your superior. Although it is true that Confucius defended that for obedience to be forced the superior should act correctly. As he expressed: “fu fu, zi zi”, that is to say when the father acts as father, the son acts as a son. But the truth is that in practice these relationships often do not work as much as a consequence of the superior’s doing well (whether father, politician, boss, martial arts teacher) or social pressure that allows even despotic positions from the upper step towards The lower one without it being able to do anything to remedy the situation.

My affinity for daoism and my rejection of much of Confucian ideology is clear. That is why my way of understanding someone’s sifu role may be something different. In fact when I started teaching I had serious doubts about promoting or encouraging my students to call me sifu. However, one day I realized that the moment someone sincerely considers your sifu to create a bond, an invisible commitment. I dare to think that in the great majority of cases the instructors understand that the link has been created from the student to the teacher: he must take it as a reference, respect him and even obey him. I do not insinuate that I do not claim respect for myself from my students, but as the claim to any other person with whom I relate. What happens is that in my view the duty, the obligation, the bond, is created from me to my student. When someone calls me sifu, and although he is not conscious, in my interior I sign a contract with myself. That person, who pays his fee every month, is waiting for me not only to do my work with total dedication, with absolute dedication to his improvement as a martial artist, but also as a transmitter of a wealth that goes beyond physical technique. I live the Wing Chun 24 hours a day, for me (although it sounds like topic) Wing Chun is not only practiced, it ends up living. Progress in the system as you progress as an individual, as a person. And when someone refers to me as sifu is obliging me, since I freely agree to be considered as such, to be your guide and companion in that process, last the time that lasts. My position before him is not superior, on the contrary, in our relationship he is the first.

As the Daodejing says: the wise man is placed last, and the same we can say of the good sifu.

[give_form id=”467″]

sifu ip man